Gran Ruta Circular

Descripción: 

Esta ruta, de casi 20 km de longitud, conecta la mayor parte de los recursos que el municipio de Navalagamella alberga en su territorio. De este modo, podremos observar al realizarla: ejemplares de ingenios hidráulicos pertenecientes a la época medieval, numerosos ejemplos de arquitectura religiosa, arquitectura arábiga, fortificaciones militares de la Guerra Civil Española, y mucho más, además de la fauna y la flora que abraza al municipio.

La ruta se inicia en la Iglesia de Nuestra Señora de la Estrella, incoada como Bien de Interés Cultural y perteneciente a los siglos XV-XVI. Desde aquí, nos alejaremos del municipio siguiendo un camino de tierra que se ubica al lado de la carretera M-510 en dirección a Valdemorillo, y que nos llevará al fortín tipo blockhaus erigido por las tropas sublevadas durante la Guerra Civil. La obra está inconclusa y no aparece en los listados nacionales del plan de Blockhaus, por lo que posiblemente se trate de una modificación sobre la marcha del plan inicial.

Retrocederemos hacia el casco urbano, tomando la Calle Ancha que nos llevará hasta la Plaza de España donde se encuentra la Torre del Reloj (S.XIX), el arco de medio punto (S.XVI) y el edificio del ayuntamiento.

Continuaremos por la Calle de San Sebastián hasta encontrar una zona de aparcamientos a cuyo final se encuentra el mirador del Hondillo, lugar desde el que podremos obtener una maravillosa panorámica del territorio.

Tomaremos el camino de piedra que desciende, este es parte de la Cañada Real Leonesa que recorre el municipio de Navalagemella. Esta parte de la ruta se encuentra completamente señalizada, formando parte de la ruta de los molinos de cubo. Por lo que durante nuestro recorrido podremos observar dos de los molinos hidráulicos que Navalagamella alberga (molino del Altillo y molino de Baltasar), el río Perales, así como una serie de fortificaciones militares pertenecientes al bando sublevado y que se encuentran a la izquierda del camino que hemos tomado.

Tras el segundo molino, y a escasos 100 metros, deberemos desviarnos a la izquierda, siguiendo un camino de tierra que llega hasta la carretera M-510. En este punto deberemos cruzar la carretera y adentrarnos de nuevo en la naturaleza, siguiendo en todo momento la ribera del río Perales que nos llevará al embalse del Cerro Alarcón. A mitad de camino encontraremos el tercer molino (molino de Manuel Carretero), el único de rampa y no de cubo que el municipio posee.

Una vez llegados al embalse, continuaremos por su margen hasta el final del mismo. Tomar entonces un camino que se alza a nuestra derecha y que es parte de la Colada de Navalaperdiz, una de las numerosas vías pecuarias que el municipio conserva. Recorridos 700 metros, deberemos girar a la izquierda siguiendo este camino hasta que nos lleve de nuevo al río Perales.

Una vez llegados al río, podremos observar otros dos molinos de cubo (molino Serrano y molino del Real Monasterio de El Escorial) y el puente árabe de época medieval.

Continuar por la parte derecha de la ribera del río durante 1,4 km, y tomar un camino que se alza a nuestra derecha hasta llegar a la carretera M-521. Una vez llegados a la carretera deberemos cruzarla y volver a adentrarnos en la naturaleza ascendiendo el cerro que se presenta delante de nosotros. Tomaremos el siguiente camino de tierra y buen firme que encontremos en dirección hacia la derecha y giramos de nuevo hacia la izquierda por un camino menos ancho que nos llevará hasta el conjunto de fortificaciones militares conocido como Campamento de La Peña. A escasos metros del campamento, y siguiendo el mismo camino, se encuentra la antigua mina de plomo denominada Mina la Montañesa, la cual se mantuvo en funcionamiento hasta los años 50. Para continuar deberemos desandar nuestros pasos hasta el final del último camino en el que nos hemos adentrado, y proseguir en dirección norte por un camino que nos llevará hasta la carretera M-510 si no lo abandonamos.

Una vez llegados a la carretera seguir en dirección a la derecha, dirigiéndonos así al casco urbano del municipio. En nuestro camino, y recorridos 300 metros de la carretera encontraremos la ermita del Santísimo Cristo de la Sangre, de estilo barroco y que data del S.XVII y reconstruida tras su destrucción a causa de los bombardeos de la Guerra Civil. Continuar hacia el casco urbano, y una vez llegados a la intersección con la M-521 tomar esta en dirección a Fresnedillas de la Oliva. A escasos metros recorridos encontraremos a nuestra derecha la ermita de San José, también reconstruida tras los bombardeos de la Guerra Civil. A partir de este punto nos introduciremos en el casco urbano para volver al punto de inicio a través de la calle principal que nos brindará la oportunidad de ver el monolito identificativo de Coto Real de Caza, así como la reproducción de una de las piezas que formarían el acueducto de Segovia, donada por dicha ciudad por la pertenencia de Navalagamella al Sexmo de Casarrubios en hasta 1674.

Longitud: 19,74 km               

Tipo: Circular

Dificultad: Difícil