Ruta de las Tejoneras

Descripción: 

La ruta comienza en Navalagamella, cerca de la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Estrella, donde podemos encontrar un cartel indicativo del recorrido. Debemos tomar la calle que, junto al cartel, desciende hasta encontrarse con un camino de piedra y tierra de buen firme. Siguiendo este camino nos adentraremos gradualmente en la naturaleza.

Recorridos 1,200 km, un camino ancho cruzará el nuestro, deberemos continuar de frente sin tomar este camino. Unos metros más adelante, el arroyo de las Veguillas acompañará parte de nuestro recorrido.

Una vez lleguemos a la vía pecuaria Colada de Navalaperdiz, deberemos tomar el camino que cruza el arroyo mediante una pasarela de madera. Tras haber recorrido unos metros,  llegaremos a un camino más amplio, debiendo dirigirnos hacia la izquierda.

El camino irá estrechándose progresivamente y la vegetación será más densa a medida que avancemos. Deberemos cruzar de nuevo una pasarela de madera y, a pocos metros, encontraremos un mirador desde el cual podremos observar el río Perales, así como, uno de los antiguos molinos hidráulicos tan propios de Navalagamella, el molino Serrano.

Al final del camino, aparece el molino del Real Monasterio de El Escorial y, junto a él, el puente del Pasadero, de época medieval. En este punto, tenemos la opción de cruzar el puente ascendiendo hasta un mirador desde el cual podremos disfrutar de una vista panorámica del Paraje de las Tejoneras. Si seguimos el margen del río en dirección norte, podremos observar de cerca el molino Serrano.

En todo caso, para continuar la ruta debemos tomar un pequeño camino que recorre la ribera del Perales por su margen derecho. Al final de esta senda habremos llegado a un claro, enclavado dentro del Paraje, habilitado para el esparcimiento.

La ruta es lineal, por lo que el regreso se debe realizar por el mismo camino de llegada.

Longitud: 9,18 km

Tipo: Lineal

Dificultad: Moderado