Ruta de los Fortines de la Guerra Civil

Descripción: 

Esta ruta de 4.7 km de longitud nos permite conocer los principales restos de fortificaciones militares pertenecientes al bando sublevado durante la Guerra Civil Española.

La ruta comienza en la Iglesia de Nuestra Señora de la Estrella, una de las pocas edificaciones que no quedó destruida tras los bombardeos sufridos durante la Guerra Civil Española. Desde este punto, deberemos caminar en paralelo a la carretera y en dirección opuesta al casco urbano por unos escasos 200 metros, trascurridos los cuales, encontraremos a nuestro paso la primera fortificación militar. Se trata de un complejo tipo blockhaus, compuesto por un núcleo central consistente en un refugio blindado en forma de vivienda catenaria, acompañado por trinchera fortificada en forma de media luna, pozos de tiro y dos fortificaciones semiesféricas. El conjunto pertenece a la posición “Calvario”.

Seguidamente, tomar un camino de tierra y de buen firme que asciende en dirección al pinar. Recorridos 250 metros, encontramos a nuestra derecha, dentro del pinar, un observatorio blindado que forma parte de la posición “Puesto de Mando”. El pinar que lo rodea, el cual existe a consecuencia de la reforestación, no nos permite obtener las vistas que debió tener durante la guerra. Volver al camino y a escasos pasos adentrarse por el descampado que se encuentra al otro lado del camino. Allí encontraremos una fortificación semiesférica de ladrillo que también pertenece a la posición “Puesto de Mando”.

De nuevo, volver al sendero y girar a la izquierda en la siguiente intersección, a escasos 150 metros. Continuar y tomar un camino que se alza a nuestra derecha y que discurre en paralelo a una serie de casas. Al final del mismo se encuentra la Urbanización del Hondillo, girar a la izquierda y continuar hasta llegar a los aparcamientos. Desde allí dirigirse al mirador del Hondillo, a la derecha de los aparcamientos, y tomar un camino de tierra y buen firme que desciende hacia la naturaleza. Este camino es parte de la Cañada Real Leonesa Oriental. Tras 1 km, aproximadamente, empezamos a observar un conjunto de parapetos y nidos de ametralladora pegados al camino y situados a nuestra izquierda. Estos pertenecen a la posición “Barranco de Escalante”.

Para continuar con la ruta deberemos volver al mirador del Hondillo por el mismo camino. Una vez allí, tomamos el camino de tierra que asciende a nuestra derecha, y seguidamente, tras 150 metros, giramos a la derecha adentrándonos en la naturaleza y sin seguir ningún camino establecido. A escasos pasos, encontraremos la última fortificación militar que forma parte de nuestra ruta. Se trata de un fortín encofrado de hormigón armado, situado en pleno barranco y que por ello nos ofrece unas vistas inmejorables. Pertenece, al igual que los anteriores, a la posición “Barranco de Escalante”.

Para finalizar nuestra ruta, deberemos volver al casco urbano, y desde allí dirigirnos de nuevo a nuestro punto de inicio, la Iglesia de Nuestra Señora de la Estrella.

Longitud: 4,7 km

Tipo: Semicircular

Dificultad: Moderada