Navalagamella reivindica su papel en la llegada del hombre a la Luna

19/07/2019
Estacion Espacial Navalagamella

El 21 de julio se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Medio siglo de aquel histórico momento en el que el Apollo XI se posó en la superficie y Neil Armstrong dio “un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la Humanidad”.

Y prácticamente esos 50 años son los que lleva Navalagamella reclamando que la Estación Espacial lleve el nombre del municipio, ya que la totalidad de la misma se encuentra en su término municipal.

De hecho, una de las primeras gestiones del Ayuntamiento de Navalagamella para reclamar que la estación llevase el nombre del municipio, dio lugar a una decisión salomónica por parte del INTA: la base pasaría a llamarse Estación Espacial Fresnedillas-Navalagamella, mientras que la NASA se mantuvo al margen y siempre la denominó como Estación Espacial Madrid Apollo. A pesar de ello, cuando se hace referencia a la estación, nunca aparece el nombre de Navalagamella.

“No queremos entrar en polémicas con Fresnedillas de la Oliva. Es cierto que los propietarios de los terrenos expropiados eran del municipio vecino, que el proceso de expropiación se llevó a cabo en su ayuntamiento y que la mayoría de los trabajadores españoles eran de Fresnedillas, aunque también hubo varios de Navalagamella, pero la estación se encuentra al 100% en nuestro término municipal y nunca se nombra a nuestro municipio. Por ese motivo nos sentimos olvidados e injustamente tratados y así lo venimos reivindicando desde hace tiempo”, ha declarado Andrés Samperio, alcalde de Navalagamella.

La Estación Espacial se ubicó en el término municipal de Navalagamella porque la NASA necesitaba una zona cercana a una gran ciudad, con un aeropuerto internacional, pero al mismo tiempo, aislada de posibles interferencias. Y el valle en el que se encuentra Navalagamella, rodeado de montañas, resultó ser la mejor opción.

Durante todas las misiones del Programa Apollo de la NASA, la Estación Espacial de Navalagamella tuvo un papel fundamental. Desde ella se controló el alunizaje del módulo lunar y en ella se recibió el mensaje de Neil Armstrong: “Houston… aquí base Tranquilidad, el Águila ha alunizado”. Esas palabras se recibieron en Navalagamella y desde allí se transmitieron al centro de operaciones de la NASA en Houston, EE.UU.

La Estación Espacial también fue crucial para la NASA en las posteriores llegadas del hombre a la Luna (hasta en cinco ocasiones más) e incluso en situaciones complicadas, como la del Apollo XIII, cuando aquel famoso “Houston, tenemos un problema”. Con el final del Programa Apollo, la estación pasó a manos del Ministerio de Defensa y su característica antena se trasladó a la Estación de Robledo de Chavela.

Comparte