Etimología

El nombre de Navalagamella deriva de la unión del prefijo de origen prerromano “nava”, que significa prado o pastizal circundado por montañas; y del término latino “gamellus”, que significa artesa o abrevadero, siendo posible encontrar en la localidad varios bloques de piedra tallados para tal fin. Por otro lado, la primera referencia documental sobre Navalagamella se encuentra en el Libro de la Montería de Alfonso XI de Castilla, en donde se menciona la presencia de un cerro o atalaya, actualmente desaparecido, conocido como Alto del Castillo o La Torrecilla.